<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1719876761477728&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Aprendizaje activo

Tareas u Oportunidades de Aprendizaje en Familia

ninos-jugando-tareas-u-oportunidades

Por. ¡La tarea! ¿Cuántos padres preferirían que esa palabra no existiera? ¿Cuántas veces las tareas han sido la única causa de un pleito familiar? ¿De noches con pocas horas de sueño? ¿De padres sin entender exactamente qué es lo que el maestro quiere que el estudiante haga? ¿De padres haciendo la tarea del niño porque éste no quiere hacerla, dice que no entiende, o está demasiado cansado para terminarla?

Estas son sólo algunas de las situaciones familiares relacionadas con la tarea. Por ello queremos invitar a los padres  de familia a ver el asunto desde otra perspectiva:

  • Las tareas son una conexión inigualable entre el colegio y el hogar. Podemos decir que las tareas se mandan a casa con el objeto de que los estudiantes practiquen lo que han aprendido durante el día en clases, compartan información con los padres acerca de lo que se hace en el salón, compartan un concepto determinado en familia, al mismo tiempo que se implementan o refuerzan hábitos apropiados de estudio,  y de esta manera,  se estrechan lazos familiares que ayudan a formar a la persona en crecimiento.
  • Las tareas no son algo nuevo que los padres deban enseñar; no son una oportunidad para que el alumno haga todo el trabajo que no pudo hacer en clase; no son un castigo, ni una manera de asegurarse de que el niño no vea televisión y se mantenga ocupado toda la tarde. Muchos padres piensan que mientras más tarea le dejan a los niños, mejor es el colegio. Pero esto no sucede necesariamente de esta manera.
  •  La organización del tiempo en rutinas que se convierten en hábitos de estudio apropiados, permiten a los niños cumplir con sus deberes escolares sin dejar de ser niños, esto es, con tiempo para jugar, para tomar clases recreativas y para participar en las actividades familiares.

Si los niños utilizan toda la tarde y parte de la noche en hacer tareas, algunas o todas de las siguientes cosas pueden pasar:

♦ Al día siguiente estarán mentalmente exhaustos para aprender nuevo material.

♦ Serán incapaces de procesar la tarea realmente.

♦ Los desalentará el aprendizaje.

♦ No aprovecharán suficientemente el tiempo con sus padres.

Pero, ¿cuánto tiempo es recomendado para hacer tareas? Para estudiantes entre cinco y seis años de edad, la cantidad total de tiempo no deberá exceder de 50 minutos, máximo una hora cada tarde. Para estudiantes entre siete y nueve años de edad, la tarea no deberá exceder de 90 minutos, máximo una hora y cuarenta y cinco minutos diarios. Para estudiantes entre diez y doce años de edad, las tareas deberán ser ejecutadas entre dos horas y dos horas y media al día.

El trabajo que se manda al hogar debe ser realizado por parte del mismo estudiante, la tarea es para el niño. El papel de los padres consiste  en proporcionar espacios adecuados para que el niño haga sus tareas, en supervisar la calidad de los productos y en darle los apoyos que él solicite. Los padres no deben sentir la necesidad de sentarse junto al niño mientras éste hace la tarea: el niño debe ser capaz de hacerla sin depender de la presencia física de los padres.

Nuestra invitación, es entonces, a disfrutar el proceso de aprendizaje de los niños, sin generarles angustia innecesaria.

 

♠ Autor: María Fernanda Durán - Directora Middle School

En Bureche School nuestros estudiantes son los protagonistas de su aprendizaje

En Bureche School nuestros estudiantes son los protagonistas de su aprendizaje

Nuestra formación está basada en la metodología de aprendizaje activo y de proyectos.

Conoce la experiencia Bureche